Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Mario Valdez: Leonels Collins: Un ciclista en la posteridad

Mario Valdez: Leonels Collins: Un ciclista en la posteridad

El 7 de mayo de 1950, en el pueblo de Punta de Mata, ubicado a 30 kilómetros de Maturín estado Monagas, en el seno de un hogar humilde nació Leonel Ramiro Collins Rodríguez, sus padres don León Collins y doña Emilia Rodríguez de Collins. En su pueblo natal aprende las primeras letras y cursa sus estudios, se destacaba por las habilidades deportivas y la bicicleta fue su pasión. Se casó con Elizabeth Corcega, de esa unión matrimonial nacieron tres hijos, Leonels José, Luis Leonels y Betsabeth Inés.

En 1965, a la edad de 15 años, es cuando decide entrar de lleno al ciclismo, pone a un lado los estudios y se dedica al deporte de los calapie para convertirse en el pionero de los escarabajos monaguenses. Leonel Collins fue el mejor pedalista de Monagas

Artemio Leonet, presidente de la Federación Venezolana de Ciclismo (FVC), recuerda con mucha alegría a Leonel Collins, “cuando en el año 1968, fue designado el Novato del Año en la Quinta Vuelta a Venezuela, Colllins ganó la etapa de Barcelona a Higuerote, llegó de sexto en la clasificación general”. “Leonel Collins tenía las característica necesarias para ser campeón, lo que no tuvo fue un equipo que o acompañara, era un corredor solitario, que sorprendía a los grandes corredores y sus equipos, como Armando Gil Leonet (Guárico), Nicolás Reitler, el catire Fontes (Lotería del Táchira), Víctor Chirinos (Distrito Federal), Gregorio Carrizalez (Carabobo), Martin “Cochisse” Rodríguez y Álvaro Pachón (Colombia), con ellos compitió el paisano Collins y les ganó”.

Amalio Ávila “El Chino”, natural de Punta de Mata, Juez Penal del estado Lara, fue compañero de infancia de Leonel Collins, lo recuerda “como un joven aplicado en clases, estudiaron en el Grupo Escolar Rafael Villavicencio, era disciplinado, ordenado, no era un bochinchero, se casó con la hija de Perucho Corcega, fue un fundador del pueblo, trabajaba en las petroleras, era carpintero”. El doctor Ávila recuerda que Leonel Collins fue gran amigo de Carlitos y Reynaldo Cabrera, de Geomar Figueroa, Bassan El Curi.

Un monaguense compitiendo con los grandes del pedal

En enero del año 1969, participa en la Cuarta (IV) Vuelta al Táchira en bicicleta, en esa oportunidad lucia el maillot del estado Sucre. En julio y agosto de ese año, participa en la Sexta Vuelta Ciclística a Venezuela, aquí participa con Santos Bermúdez, Fernando “El Catire” Fontes, otros. El Instituto Nacional de Deportes (IND), lo declara Atleta del Año 1969.

En 1970, Leonel Collins representó los colores de Venezuela en los Juegos Deportivos Centroamericanos y del Caribe que se celebraron en Panamá. En 1971, participa en los Sexto (VI) Juegos Panamericanos celebrados en Cali, Colombia. En diciembre de ese año, participa en los Quinto (V) Juegos Deportivos Nacionales que se realizaron en Maracay estado Aragua, Venezuela. En 1973, compite en los Sexto  (VI) Juegos Deportivos Nacionales que se realizaron Barquisimeto. En octubre de 1973, se corre la Séptima (VII) Vuelta Ciclística a Venezuela, Collins ganó la Séptima (VII) etapa de la Vuelta, con un trayecto de 204 kilómetros entre Barinas y Acarigua.

Recuerdo que el entrenador de ciclismo en Monagas era “El Gocho” Alfonso Mora, se hace una competencia en la avenida Orinoco de Maturín, entre los corredores estaba una leyenda, Gregorio Carrizalez (Carabobo), ganador de la Primera (I) Vuelta al Táchira, Víctor Chirinos, el desplazador Matías Marín (El Tigre),  Luis López, Pablo “Panadero” Rodríguez (Anaco), ese clásico circuito lo ganó Leonel Collins de punta a punta, ese día Carrizalez se retiro del ciclismo.

“El águila solitaria de Oriente”

Leonel Collins era un rutero que se preparaba tanto en la zona plana por esas carreteras monaguenses, así como en la zona montañosa de Caicara, Aragua de Maturín, Caripe El Guácharo, en esa zona entrenaba, escalaba la montaña para competir en la Vuelta al Táchira contra los grandes escarabajos tanto nacionales como colombianos y de otros países que se daban cita en el deporte de los pedales. A Collins le decían cariñosamente “El águila solitaria de Oriente”. Fue presidente de la Liga de Ciclismo en Punta de Mata.

En 1980, Leonel Collins abandona el ciclismo y pasa al motociclismo, para fallecer en un absurdo accidente de tránsito, cerraba los ojos la leyenda, el que llegó a ser el mejor ciclista del estado Monagas en todos los tiempos, el que defendió los colores con coraje y arrojo. Una nota de prensa del periodista Cristóbal Pierluissi, fechada 12 de febrero de 1982, dice “Falleció Leonel Collins, en la vía Casupal – El Tejero – Punta de Mata (Estado Monagas), cuando venía de Anaco donde llevaba dos meses trabajando en una empresa de mantenimientos petroleros”.

“Leonel Collins llego a convertirse en el mejor pedalista de Monagas, por allá a finales de 1960 y de la década del 70. Luego se proyecto hacia todo el Oriente y a nivel nacional. Fue uno de los pocos ciclistas (el único de Monagas), que ganó etapas de la Vuelta a Venezuela, como la Barinitas – El Paramo en 1976, cuando estuvo de líder del magno evento”. Fuente Diccionario Biográfico del Estado Monagas.

Gratos recuerdos con Leonel Collins

De Leonel Collins, guardo gratos recuerdos, lo llamábamos el orgullo de Punta de Mata, salíamos a acompañarlos en algunas oportunidades cuando iban a entrenar para prepararse para las carreras o competencias, con Guillermo “El Cigarrón” González, Robert Solórzano, Landy “Zapatero” Rodríguez, Hildemaro Alcalá, Luis Díaz “Pirijulla”, José Díaz “El Peludo”, Antonio Flores “La Garza”, José Luis Marín “Cheo”, Luis José Marín “Chili”, Artemio Leonet, este servidor y tantos otros que escapan a mi memoria. Collins nos enseñaba, nos contaba sus experiencias en las carreras, como hacer para sacar ventaja cuando vas en el pelotón, en que momentos salir para sorprender a los compañeros en el embalaje, yo aprendí mucho de Leonel.

En esa época 1970, yo era liceísta y hacia ciclismo, recuerdo que el profesor Mora, estaba entrenando a Leonel Collins, Robert Solórzano y a Klin Klin, para participar en la Quinta (V) Vuelta al Táchira en bicicleta (entre el 12 y el 21 de enero de 2018, se corrió la 53° edición de la Vuelta al Táchira), un grupo de muchachos entrenábamos con ellos en bicicleta de menor ranking, participé en muchas competencias, los entrenamientos eran duros, recordaba con Artemio Leonet presidente de la FVC, también corría bicicleta con nosotros, y admirábamos a su hermano Armando Gil Leonet, participantes de Vueltas al Táchira y Vueltas a Venezuela. Ese año gane una competencia en el circuito de la avenida Bolívar de Maturín, se corría el premio de la Inspectoría del Tránsito MTC, como mi Papá tenía la Gestoría Emiliano Valdez, sacaba las licencias de conducir, matriculación de vehículos, etc., su licencia de trabajo era autorizada por el MTC,  entonces los amigos para hacerme chanza, decían que mi papá me había comprado el trofeo; también hice un segundo lugar en una meta de la plaza Piar. Sigo siendo un aficionado del ciclismo, las veces que puedo veo las competencias, el Giro de Italia, el tours de Francia, el ciclismo español.

Velódromo del Polideportivo de Maturín “Leonel Collins”.

El 12 de enero de 1983, el gobernador del estado Monagas, Pablo Morillo en un gesto que lo ennoblece, dice “destacando los más altos valores deportivos de la región, ordena designar con el nombre de Leonel Collins, el Velódromo del Polideportivo de Maturín, campaña iniciada por su amigo Nicolás Franco Junior, presidente de la Asociación de Ciclismo del Estado Monagas”.

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »