Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Militar dirigiendo PDVSA “muestra gran inestabilidad del Gobierno”

Militar dirigiendo PDVSA “muestra gran inestabilidad del Gobierno”

Manuel Quevedo estrena tres cargos este año por orden del presidente Maduro, ascenso militar a Mayor General y la dirección de dos carteras neuralgias para la producción petrolera: presidente de PVSA y Ministro de Petróleo. José Guerra, diputado, advierte del “caos” e “inexperiencia”

La estrategia petrolera de producción y restructuración de PDVSA y las negociaciones para obtener fuentes de divisas frescas para las finanzas del país pasan a manos de un Guardia Nacional. El mayor general Manuel Quevedo Fernández, rango otorgado en julio por el presidente Nicolás Maduro, es el nuevo presidente de Petróleos de Venezuela y jefe del Ministerio de Petróleo.

Quevedo es el responsable del destino de la política de hidrocarburos, de llevar ante la OPEP la propuesta de mantener el recorte petrolero y acelerar la balanza de cotización del precio del barril.

Una carga cuestionada por su inexperiencia en un área vital para la recuperación de la economía que se hunde en la devaluación de la moneda, inflación y necesidad de dólares para responder a compromisos nacionales e internacionales.

Para el economista José Guerra, diputado y presidente de la Comisión de Finanza del Asamblea Nacional, la designación es un acto que “refleja la gran inestabilidad que tiene el Gobierno”. Se levantaron planes para que Eulogio Del Pino, presidente nombrado en 2016, encabezara los cambios y a casi un año de gestión, a “una velocidad”, es destituido.

Se incorpora Manuel Quevedo quien -ostenta dirección en materia de vivienda y “no tiene experiencia para manejar una corporación que fue la tercera o cuarta petrolera más importante a nivel mundial y menos tiene criterio en materia de hidrocarburos”.

Guerra advierte que hay muestras de que “el país está en malas manos que no hay planificación ara estos cargos importantes y ahí están los resultados”. La meta inicial se medirá “si el general Quevedo es capaz de detener la caída pronunciada en la producción petrolera, el gran caos administrativo y financiero de PDVSA. Ese caos financiero está en el centro de la crisis que hoy sufre Venezuela”.

Trayectoria

La decisión de poner al frente a un guardia nacional no parece improvisación para el sector oficial. El castrense salido de la Comando Regional 5 de Caracas, última misión militar que cumplió por orden del Ministerio de Defensa, se desempeñaba en puestos de administración pública. Presidente de Banavih, de Gran Misión Barrio Nuevo Barrio Tricolor y ministro de Vivienda.

Hasta registro de afiliación del seguro social tiene desde agosto de 2015, cuando asumió el Ministerio de Viviendas y Hábitat y prometió la construcción de la vivienda millón 500 mil. Meta que lució en 2016 junto a la recuperación de las escuelas con el plan Cayapa. Compromiso que estrenó en Maracaibo desde la Unidad Educativa Luis Beltrán Ramos, escuela donde curso sus primeros estudios.

Ahora deberá lograr imponer acuerdos en el cartel petrolero, a casi un año de fijarse el recorte de producción OPEP. Con su nombramiento “los militares toman el control de PDVSA formalmente”, destaca Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica. La decisión del presidente Nicolás Maduro “desplaza a dos actores claves que se oponían a un ‘default’ desordenado de deuda”. El economista alerta que vienen “tiempos más duros”.

Metas a plazo

Lograr precio del barril del petróleo por encima de los 80 dólares.

Impulsar la producción de hidrocarburos sobre los dos millones 500 barriles diarios.

Reorientar la política financiera de PDVSA para equilibrar los compromisos internacionales.

Consolidar los proyectos de la Faja Petrolífera del Orinoco.

Garantizar la producción y distribución de combustibles a la población.

Recuperar la estabilidad de la actividad, señalada de actos de corrupción que alejan las inversiones.

La Verdad

Te puede interesar

Compartir