Inicio > El pizarrón de Fran > Jesús Castillo: Los 200 años del Congreso de Cariaco

Jesús Castillo: Los 200 años del Congreso de Cariaco

El pasado lunes 8 de mayo se cumplieron 200 años de la realización del Congreso de Cariaco, acto que implicó el restablecimiento del régimen federal, establecido en la Constitución de 1811, la designación del Estado Nueva Esparta y las 7 estrellas en homenaje a las 7 provincias que proclamaron el proceso independentista en Venezuela.  Asistí en compañía de varios cronistas del oriente de Venezuela, cuya presencia enalteció la hazaña de un pueblo que sirvió de escenario a las luchas libertarias en suelo patrio. Cariaco, no podía ser la excepción y la calle donde se encuentra la plaza “Congreso” se vistió de tricolor desde tempranas horas de la mañana.

Diversas personalidades locales, regional y del oriente del país se dieron cita para celebrar el bicentenario de esta actividad, la cual de manera despectiva, por parte de la historiografía dominante, ha sido llamada “Congresillo de Cariaco”, por ser parte de una supuesta conspiración contra el mandato de Simón Bolívar. Cuestión que es una manipulación por historiadores aduladores del Culto Bolivariano, por cuanto no aparece ningún documento histórico que resalte tal desobediencia al Padre de la Patria. La actividad comenzó con un desfile de todos los centros educativos del municipio Ribero, luego se hicieron vistosos actos culturales en la Plaza “Congreso” y finalizó con una sesión solemne de la Cámara Edilicia donde el orador de orden fue el Dr. Luis Peñalver, quien resaltó la trascendencia histórica de este congreso, considerado el segundo de Venezuela.

No podía faltar, por supuesto, la postura enérgica de los cronistas del Oriente del país, en la voz de Ricardo Mata, Cronista Oficial de Carúpano, donde se reivindica la necesidad de darle carácter de Congreso a esa hazaña donde se respeta la autoridad de Bolívar y se erige como Jefe del Ejército a Santiago Mariño, la figura más resaltante de los libertadores de Oriente. La lectura del documento escrito por la Asociación de Cronistas del Oriente de Venezuela (ANCOV) sirvió para advertir de esa manipulación histórica que se ha vendido sobre las deliberaciones hechas por el Padre José de Madariaga, Diego Bautista Urbaneja, Francisco Javier Yánez, Santiago Mariño y otros paladines de la historia libertaria nacional para cumplir la voluntad de Bolívar hecha un año antes en la Villa Santa Ana del Norte (Isla de Margarita) de realizar un congreso para refundar la república.

El evento sirvió para reivindicar la historia. Allí pudimos reencontrarnos con connotados cronistas como Heraclio Narváez (Tubores), Marcos Delgado (Barcelona), Luis García (Puerto La Cruz), Alicia Borthomiertt (San Antonio de Maturín), Edgar Rondón (Altos Los Godos de Maturín), José Jesús Domínguez (Chaguaramal) Jesús Velásquez (San Antonio del Golfo), Ramón Badaracco (Cumaná), Otilio Rondón (Casanay), Edmundo Blanco (Yaguaraparo), Ricardo Mata (Carúpano), William Pastrán (Cumanacoa), Félix Bejarano, Juan Albelaez y este humilde servidor (Cronistas asociados de ANCOV). Es oportuno resaltar la opinión del cronista Badaracco al resaltar que hay una deuda histórica con Cariaco porque dicha epopeya es el segundo Congreso del país, donde se levanta la moral de los próceres patrios para reiniciar el proceso independentista de Venezuela y fomentar la identidad de un pueblo bravío como nación.

El manifiesto de los cronistas de oriente no sólo reivindicó el papel del Congreso de Cariaco sino que propuso a las autoridades locales recuperar y proteger la memoria histórica del municipio Ribero, levantar un monumento a su héroe epónimo José Ribero, decretar la calle y la plaza con el nombre de “Congreso de Cariaco”, designar una comisión para la creación de los símbolos locales (himno, escudo y bandera) de ese municipio, así como nombrar al primer cronista oficial de ese municipio, lo que consideramos una paradoja, vista la trascendencia histórica que ha tenido Cariaco en la emancipación venezolana. Desde nuestra humilde tribuna no tenemos tapujo en considerar que el colega periodista Félix Bejarano reúne el perfil idóneo y todos los méritos suficientes para asumir esa gran responsabilidad. Finalmente, agradecemos al amigo Froilán Oliveros, un reconocido comerciante de Cariaco por su hospitalidad y recepción  en nuestra estadía en esa bella población sucrense. El próximo encuentro de cronistas será el 13 de junio en San Antonio del Golfo a propósito del día de su santo patrón, San Antonio de Padua.

Te puede interesar